comunidades

Una historia sobre The Goood Shop

the goood shop


Hace 3 años no era tan fácil comprar moda sostenible, al menos para mí. Más allá de la segunda mano, me costaba encontrar alternativas cuyo diseño me gustara y que me pudiera permitir (más adelante entendí que lo que había que reducir era el ritmo de consumo y que no estaba bien que las cosas costaran tan poco, pero ese es otro post).

El caso es que entraba en las tiendas que conocía, miraba las etiquetas, hacía muchas preguntas que en general nadie sabía responderme y me quedaba de brazos cruzados. Información que para mí era básica como el lugar y las condiciones en las que había sido fabricado un objeto se me negaban mientras leía y veía noticias terribles sobre las fábricas en países lejanos.

¿Era yo la única que estaba cansada de sospechar explotación en cada uno de los objetos que compraba? ¿Por qué las instituciones no controlaban ese tipo de prácticas? ¿De verdad era tan difícil hacer las cosas de otra manera? Estaba convencida de que una gran parte de los consumidores pagarían un poco más por lo que compraban a cambio de saber que no había sido fabricado en condiciones casi esclavas y dañinas para el planeta.

Por otro lado, en mis búsquedas, sobre todo en las tiendas de barrio, iba descubriendo productos de calidad producidos de forma local y ética. Sin embargo, la mayoría no contaban con páginas web y eran negocios en declive, que después de una larga tradición familiar se veían impotentes ante la invasión de marcas y productos con precios ridículos por haber sido fabricados en condiciones dudosas en países del tercer mundo.

Yo quería apoyar a esas marcas, ¿pero cómo hacerlo si me costaba tanto encontrarlas?

Información. Para mí era y sigue siendo la palabra clave. Yo y todos los consumidores tenemos derecho a tener la información necesaria para tomar una decisión de compra responsable y consciente.

Entonces pensé que alguien tendría que ocuparse de seleccionar todas esas marcas buenas e introducirlas en una plataforma de venta gigante, contando la historia de cada una de ellas. Se llamaría “la Tienda buena”, “The Good Shop”, “The Goood Shop“. Y me pareció tan evidente que lo escribí en mi libreta. Cada día pensaba en la idea y la veía más clara y necesaria, ¿por qué nadie lo había hecho? Y entonces decidí hacerla yo, porque además me encanta contar historias :)

Y aquí estoy. Las preguntas siguen siendo las mismas. Con la diferencia de que, desde hace unos días, The Goood Shop ya está dando sus primeros pasos en la vida real (porque en la virtual ya llevamos muchos meses caminando). ¿Seremos la tienda de buenas marcas más grande del mundo? ¡Quién sabe! En realidad lo que nos gusta pensar es que algún día solo se venderán “buenas marcas”. Por ahora, nos encontrarás haciendo muchas preguntas y visitando tranquilamente muchas fábricas y talleres para que descubras las historias geniales que se esconden detrás de las buenas marcas y sus buenos productos.

El camino ha sido largo pero necesario. Fueron años de investigación, de aprendizaje y desaprendizaje, de conocer a personas y proyectos maravillosos, la mayor parte del tiempo combinado con trabajos a tiempo muy completo que también eran importantes para mí, en los que adquirí conocimientos imprescindibles para llevar a cabo el proyecto.

¿Qué? ¿Te pasas a ver cómo ha quedado The Goood Shop?

.

Fuente: este post proviene de This is Goood, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Fotografía de El Carito ¿Sabes qué tienen en común todos los plásticos de la foto? Pues muchas cosas. La primera y más importante que hace no tantos años no existían y que su llegada no trajo mejoras ...

Fotografía de Lex Sirikiat Nos han vendido el plástico de usar y tirar como una gran comodidad y mejora en nuestras vidas pero la verdad es que hay ciertos plásticos que, no solo no la mejoran, sino q ...

Recomendamos

Relacionado

makers the goood shop 2017 ...

Mientras paseo bajo las luces de Navidad de mi barrio, pienso en lo rápido que ha pasado. 2016, el año de lo impredecible, de las nuevas aventuras, de los saltos al vacío. Un buen año. Definitivamente. Sin embargo, ya solo quedan dos semanas para que llegue el brillante, el nuevo, el nunca visto… ¡2017! Un número tan irreal y futurista que solo puede dar nombre a un año mágico. ¿Ya sabes qué vas a ...

Uncategorized

De repente, hace tan solo unos días, The Goood Shop cumplió su primer año online. Y, como en una de esas películas de viajes al pasado, entre flashazos, destellos y una combinación de imágenes a cámara rápida y a cámara lenta, volví a ese primer momento. El de la idea difusa apuntada en un papel. El de no me lo acabo de creer pero nunca había tenido algo tan claro. ¿Cómo sucedió todo? Yo soy Carme ...

pequeño pero poderoso sostenibilidad

Y, de repente, todo puede esperar. Aquella reunión tan urgente. Aquel viaje tan planificado. Aquel abrazo. He aquí el primer aprendizaje del virus. Me muevo de reflexión en reflexión, de noticia en noticia, tratando de no caer en las más sensacionalistas. Aunque hoy la realidad supere a la ficción. Tanta información, tanto aprendizaje, tantas sensaciones y, sin embargo, me faltan las palabras. ¿Có ...

inspiración sostenibilidad

Top reversible de Nuevemí para The Goood Shop. Hay una verdad incuestionable que se encuentran todas las personas que se preocupan por llevar una vida más sostenible y respetuosa con el planeta: hay productos que no deberían existir. Me refiero a los productos prescindibles que provocan un gran impacto ambiental tanto al ser fabricados como eliminados. Productos que, desde luego, no cumplen los 10 ...

moda sostenibilidad colaboración ...

Cuando empecé a preocuparme por las condiciones en que han sido fabricadas mis prendas me sentí un poco frustrada. Las marcas conocidas ofrecían muy poca transparencia en relación a su sostenibilidad y su respeto a los derechos humanos y las demás… ¿dónde estaban las demás? Con el paso de los años, a base de buscar y buscar, te puedo decir bastantes nombres de marcas y pequeños creadores que ...

the goood shop

2018, me has pillado totalmente de sorpresa. Estaba tan entretenida con el 2017 que casi no me había dado cuenta de que ya estabas aquí. Supongo que también ha influido el virus que decidió acompañarme durante la última semana del año pasado. Por eso, antes de darte la bienvenida, me voy a tomar un momento para despedirme del 2017, un año en el que no han faltado las emociones, las novedades ni lo ...

sostenibilidad the goood shop

El 24 de abril de 2013, durante la hora punta de la mañana, se produjo el derrumbamiento del edificio Rana Plaza en Daca, la capital de Bangladesh. 1.127 personas murieron y otras 2.437 resultaron heridas. La mayor parte del edificio estaba dedicado a fábricas de ropa que producían para gigantes de la moda europeos. Fue uno más de los accidentes relacionados con la precariedad y la des localizació ...

Uncategorized

Ni siquiera en Black Friday, la sostenibilidad no se compra. Ni los amigos, ni las siestas, ni el placer de dormir un ratito más o de descubrir un nuevo rincón genial muy cerca de casa. Ni la felicidad. Consumir mejor no es tan simple como consumir buenas marcas en lugar de marcas malas. Consumir de forma responsable pasa necesariamente por consumir menos y de una forma más lenta y reflexiva. No p ...

entrevistas makers the goood shop

Pithy es la chica que lleva ese carrito de madera tan bonito, lleno de joyas también de madera, de mercadillo en mercadillo. Pithy es Rita, una chica sonriente, amable, con un castellano casi perfecto, pese a llevar menos de un año en Barcelona. Rita nació y creció en Bérgamo, en un pueblo de campagna. Tranquilo, lleno de paisajes muy bonitos. La calle era su jardín particular. Allí jugaba libre t ...

basura cero makers the goood shop

Neus es artista, escultora, gestora cultural y la artesana que da vida a Lady Sweet, una marca de bolsos y complementos hechos a partir de cámaras de aire de bicicleta pinchadas. Ha estudiado historia del arte, escultura y gestión cultural y compagina felizmente todas estas actividades en su vida profesional y personal, pero su lugar preferido es su taller. “Sí, me las he arreglado para poder vivi ...