Como hacer jabones Idea guardada 32 veces
La valoración media de 9 personas es: Muy buena

Cómo limpiar el jabón de malos olores o exceso de colorantes

Esta técnica es muy efectiva para eliminar el mal olor a aceite usado que tiene el jabón preparado con aceites reciclados. También la solemos emplear para limpiar esos jabones que nos hemos pasado con los colorantes y después despintan o apenas producen espuma por todo el exceso de aditivos que le hemos añadido.
En esta ocasión hemos limpiado un lote de jabón de experimento que habíamos hecho con varios tipos de especias. Nos había resultado un jabón demasiado cargado y apenas producía espuma, así que hemos optado por limpiarlo y separar todas esas impurezas que queremos eliminar del jabón.
¿Cómo se limpia el jabón?
Para limpiarlo tenemos que disociar la molécula de jabón pura de todos los demás componentes, incluida la glicerina (que es una pena pero no se puede hacer de otra manera) y para ello utilizaremos agua salada.
La sal tiene la capacidad de romper la molécula de jabón separándole la glicerina y otras sustancias, dejando por un lado el jabón, que flotará en la parte superior (porque su parte hidrófoba repele el agua y por eso flota) y en la parte inferior quedará el agua sucia junto con esta glicerina.
Para ello tendremos primero que picar el jabón e introducirlo en la olla junto con agua salada. La cantidad de sal es aproximadamente un 30% del peso del agua, aunque se puede hacer a ojo y sabremos que ya no necesitaremos más sal cuando observemos que se forman grumos de jabón que se separan del agua y quedan flotando en la parte superior.
Cuando el jabón tenga esa consistencia podemos verterlo en un recipiente y lo dejaremos reposar un día o dos. Cuanto más tiempo lo dejemos más claras serán las fases y quedará en la parte de arriba el jabón solidificado.
El próximo paso es refundir al baño maría el bloque de jabón, sin nada de agua, al revés, a medida que se va calentando vamos a ir comprobando como el jabón escupe el agua (que iremos retirando y tirando).
En el momento en que el jabón deje de soltar ese agua ya estará preparado para verterlo en el molde y dejarlo secar, pero antes hemos querido bajarle el pH porque lo vamos a utilizar para la limpieza del cutis y por lo tanto es necesario bajarle el pH hasta 7 o aproximado (el pH de cada persona es distinto dependiendo de la edad o de si es graso o seco).
Para medir el pH hemos retirado un poco de jabón en un recipiente y le hemos añadido agua destilada, removido y tomado la medición sobre la espuma (con tiras medidoras de pH). Como podréis comprobar en la foto, en un principio el jabón era bastante alcalino (pH 10-11), así que hemos preparado una disolución de ácido cítrico en esa misma agua (una cucharada) y después medido el ph para que podáis comprobar el pH resultante (completamente ácido). Si quieres más información sobre cómo neutralizar un jabón con un pH demasiado alto, la puedes leer en el siguiente enlace: cómo arreglar un jabón alcalino.
Esta disolución ácida la hemos agregado al jabón y removido para neutralizar todo el jabón.
Al cabo de unos minutos hemos vuelto a comprobar el pH y efectivamente a bajado a 7, por lo tanto ya está neutralizado al nivel que deseábamos.
Por último, y como la intención es limpiar el cutis profundamente y agregar los minerales propios de la arcilla verde a nuestro jabón, le hemos añadido arcilla verde directamente en polvo en el porcentaje que indicamos en el apartado dedicado a las arcillas y sus recomendaciones de uso. Lo puedes ver aquí: propiedades de las arcillas.
También le hemos añadido glicerina (ya que la hemos perdido al lavar el jabón con sal) para que nos hidrate y proteja la piel.
Ya tenemos el jabón listo para agregarlo en el molde y dejarlo secar. En cuanto esté solidificado lo podemos cortar en pastillas y empezar a utilizar. Qué fantástico ¿verdad?

Fuente: este post proviene de Como hacer jabones, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos