Como hacer jabones Idea guardada 5 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Aceite de girasol: cómo saponifica y propiedades cosméticas

El aceite de girasol, extraído por  presión en frío de las semillas del girasol, es el segundo aceite más rico en ácido graso linoleico (por debajo del aceite de cártamo), que lo hacen ideal para subir el acondicionado de las formulaciones y además posee un contenido altísimo en vitamina E, siempre que el aceite esté sin refinar ya que al exponerse a ese proceso pierde la mayoría de sus propiedades, así como su delicioso olor. Si vas a utilizar el aceite de girasol que venden en los supermercados (refinado), al menos tener en cuenta su contenido en vitamina E, que sería bueno a partir de 60 mg por cada 100 g.

Por otro lado, como la dureza y limpieza que produce al saponificar son bastantes bajas y el yodo muy alto, es aconsejable no usar más del 15% y mezclado junto a los aceites base.

Se emplea bastante en formulaciones de bases de jabones transparentes (sólidos y líquidos) ya que se consigue con este aceite muy buenos resultados y como su precio es bastante económico, y extrae bien los fitoingredientes de las plantas, también se suele utilizar bastante para hacer maceraciones u oleatos.

Propiedades físicas al saponificar:

Dureza: 28.

Burbujas: 44.

Persistencia: 62.

Limpieza: 28.

Acondicionado: 70.

Yodo: 133.

INS: 63.
Propiedades cosméticas:

Por su alto contenido en vitamina E es un aceite vegetal perfecto para el cuidado de la piel ya que evita la oxidación de las células y por tanto su envejecimiento. Por lo tanto es ideal para pieles maduras, secas, extra secas, sensibles y atópicas.

Como no es una aceite comedogénico (no tapa los poros) también es buenísimo para cutis mixtos y grasos, ya que permite la transpiración de la piel.

Es además muy efectivo en casos de acné, gracias a su alto contenido en ácido linoleico, puesto que las personas que sufren de acné tienen deficiencia de éste ácido graso esencial que a su vez ésto provoca una producción excesiva de queratina, sebo e inflamación de las glándulas sebáceas.

Es un aceite muy suave y de absorción es rápida, por lo que resulta apropiado como aceite de masajes. Además deja la piel muy suave, hidratada y nutrida.

Se suele utilizar en cremas, sueros y todo tipo de preparaciones cosméticas.
Fuente: este post proviene de Como hacer jabones, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos